julio 14, 2024

Español

Español

¿Qué sucede en la ordenación diaconal?

¿Qué sucede en la ordenación diaconal? | Servicio propio | Célibes | Altar

En la ordenación diaconal el candidato recibe el encargo de un servicio propio dentro del orden. Porque representa a Cristo como el que no ha venido a «ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos». En la liturgia de ordenación se dice: «En el servicio de la Palabra, del altar y de la caridad, el Diácono está disponible para todos».

El prototipo del Diácono es el mártir san Esteban. Cuando los Apóstoles, en la comunidad primitiva de Jerusalén, se vieron desbordados por la abundancia de tareas caritativas, buscaron a siete hombres «para servir las mesas», que fueron ordenados por ellos. Esteban, el primero en ser nombrado, actuó «lleno de gracia y poder» a favor de la nueva fe, así como de pobres de la comunidad. Después de que durante siglos el diácono haya sido sólo un grado del Orden en el camino al presbiterado, hoy es nuevamente una vocación independiente para célibes y para casados. Por un lado era preciso destacar con ello de nuevo el carácter de servicio de la Iglesia, por otro se quería, como en la Iglesia primitiva, poner junto a los Presbíteros un estado que asuma determinados encargos pastorales y sociales de la Iglesia. También la ordenación diaconal marca al ordenado para toda la vida y de modo irrevocable.

Facebook
Twitter
LinkedIn

RELATED ARTICLES