mayo 28, 2024

Inglés Español Urdu

Inglés Español Urdu

Tiempo de arrepentirse

tiempo-de-arrepentirse-tv-catolico-pakistan-www-catholic-television-com

Tiempo de arrepentirse

Dios es un Dios todo poderoso, y Él sabe qué es lo mejor para todos nosotros. Nunca ha tomado una decisión injusta, ni ha dado una orden injusta. Dios siempre tiene la razón. Es por eso que también es correcto su mandado de llamar a todos los hombres a arrepentirse por sus pecados.

Lucas 13: 3 – el Señor Jesucristo dijo: “… si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

Hechos 17:30 se nos dice que Dios manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan.

La Palabra de Dios dice que todos somos pecadores por naturaleza (Romanos 3:23; Salmo 51: 5), y que sólo podemos limpiar nuestros pecados mediante el arrepentimiento de ellos y creyendo en Jesucristo para nuestra salvación.

Hebreos 7:25 –  Jesús es capaz de salvar a los que por medio de Él se acercan a Dios.

A veces la gente teme haber cometido algunos pecados que no pueden ser perdonados. Esto es cierto sólo para los pecados de los que no nos arrepentimos. Pero si estamos dispuestos a arrepentirnos por completo de nuestros pecados y venimos a Jesús para recibir el perdón de acuerdo con el Evangelio, Él es capaz de salvarnos por completo.

A veces las personas siguen el Evangelio con el fin de ser perdonados. Sin embargo, su conciencia todavía les molesta. Temen ser castigados a pesar de recibir el perdón. Es cierto que a veces hay consecuencias por nuestros pecados, y siempre vamos a lamentar el hecho de haber cometido ese pecado. Pero una vez se perdona el pecado, estamos salvados por completo. Simplemente no hay más culpa ante Dios.

Romanos 8 – Por lo tanto, ya no hay ninguna condena para los que están en Jesucristo.

Tú y yo necesitamos la salvación a través de Jesucristo. Ningún otro poder en el mundo  nos puede salvar del pecado. Sin Él, somos impotentes. Sólo Su poder puede salvar a la humanidad de las consecuencias eternas de todos nuestros pecados. Pero para eso, primero tenemos que arrepentirnos y entregarnos  a Jesucristo.

Facebook
Twitter
LinkedIn

RELATED ARTICLES